ser es más que estar

14 oct. 2006

Osaka en el Reino de León (IV)




Salimos de Salamanca, y, llegando a la puente, está a la entrada della un animal de piedra que casi tiene forma de toro, y el ciego mandóme que llegase cerca del animal, y, allí puesto, me dijo:
-Lázaro, llega el oído a este toro y oirás gran ruido dentro dél.
Yo, simplemente, llegué, creyendo ser ansí. Y, como sintió que tenía la cabeza par de la piedra, afirmó recio la mano y diome una gran calabazada en el diablo del toro, que más de tres días me duró el dolor de la cornada, y díjome:
-Necio, aprende: que el mozo del ciego un punto ha de saber más que el diablo.
Y rió mucho la burla.
Parescióme que en aquel instante desperté de la simpleza en que, como niño, dormido estaba.
Lazarillo de Tormes, 1554

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, gracias por sacar mi libro en vuestro blo!!!
- A n o n i m o -

Anónimo dijo...

Jajajajaajaja!!!

Anónimo dijo...

qué buena cita, amigo

n a c o

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser