ser es más que estar

9 oct. 2006

Osaka planet



Hay lugares en los que cualquier foto que haces acaba pareciendo digna de una postal. Esto es lo que ocurre en el Valle de los caídos, complejo arquitectónico inaugurado en 1959 y compuesto por una abadía benedictina con hospedería y centro de estudios, una basílica de 256 metros excavada en la roca granítica, y una inmensa cruz de 150 metros de alto (se dice pronto), visible a 40 kilómetros de distancia. Mucho se podría hablar de la historia de este monumento, y sería sin duda un relato lleno de claroscuros, pero lo que es indudable es que se trata de una construcción que merece ser admirada. Impresiona, de verdad.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

De todos los recuerdos que guardo me quedo con uno: las esculturas de los cuatro Evangelistas que Juan de Ávalos hizo al pie de la cruz. Son de un tamaño sencillamente alucinante. Digno de ver.

(lo que no significa que considere digno cómo se llevó a cabo la construcción del complejo. Tampoco el de las pirámides de Gizeh)

- n a c o -

14-A dijo...

Me parece que, efectivamente, este es un monumento francamente impresionante. Pero desde mi postura y por las experiencias de mi familia y amigos no puedo dejar de sorprenderme con un post como el tuyo.
¿Lleno de claroscuros? MENTIRA. Todos sabemos lo que allí sucedió, como se construyó ese monumento, y que sucedió con la gente que allí trabajó(por decirlo de alguna manera).
Este no es un monumento como los demás que hay en España. Uno no puede visitarlo y decir "Que bonito", "Que impresionante". Es un monumento que hoy se mantiene en pie con el único propósito de recordarnos lo que allí sucedió, de que nadie pueda olvidar a la gente que allí murió.

Tu comentario me resulta, simplemente, frívolo.

Anónimo dijo...

Probablemente la mayoría de monumentos se mantienen para recordarnos su historia. Afortunadamente. Si los comentarios te parecen frívolos, ya sabes. Con no volver a visitar el blog, todo arreglado. No me pagan por cada visita. En fin, un saludete.

E.C.

14-a dijo...

Me parece que, por lo que he podido ver, el blog no es sólo tuyo y hay cosas que merecen la pena.
Tal vez tus compañeros no esten de acuerdo con este simpatico comentario.
Gracias por tu sugerencia, la acepto y diles a tus amigos que lo siento mucho por ellos.

Anónimo dijo...

Qué gente más rara hay por el mundo... De todas formas, al menos te pediría que firmases o dijeras quién eres. Nunca está de más saber quién te llama frívolo. Un abrazo.

E.C.

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser