ser es más que estar

31 jul. 2006

Memoria Histórica (II)



Este segundo "apunte del recuerdo" va dedicado a dos personas que lucharon a favor de la cultura en nuestro país. Digo dos porque, si bien sólo uno de ellos murió de facto asesinado en aquel terrible año de 1936, el otro también murió al mismo tiempo, comprobando cómo los acontecimientos recompensaban con plomo la filantropía y los esfuerzos por sacar a España del analfabetismo cultural y humano. El primero, el que nunca vio terminar la guerra, se llamaba Ramiro de Maeztu, ensayista y periodista nacido en Vitoria en 1875. Defensa de la hispanidad, Don Quijote, Don Juan y La Celestina y Norteamérica desde dentro fueron algunas de las obras del que, junto a Ortega, posiblemente sea nuestro mejor autor de ensayo. La segunda persona a quien me referiré es María de Maeztu, hermana de Ramiro, fundadora de la Residencia Internacional de Señoritas, el equivalente femenino a la tan conocida Residencia de Estudiantes. Luchadora incansable por los derechos de la mujer y figura sobresaliente en el ámbito cultural del Madrid de su tiempo, el propio Lorca la tuvo por una de sus mejores amigas durante su estancia en Madrid. Pero llegó un día en que los ojos del primero se cerraron y la ilusión de la segunda se convirtió en escepticismo hacia la condición humana. Ese día fue el 29 de octubre de 1936, en Aravaca, donde tras sacar a Ramiro de la celda de las Ventas en la que había sido confinado, un grupo de milicianos republicanos acabó con su vida. Afortunadamente, es más fácil matar la carne que la persistente memoria.

E.C.

3 comentarios:

- O S A K A - dijo...

Antonio Machado escribió unos versos que me parece de una crueldad y un hiperrealismo casi insoportables

"Españolito que vienes al mundo te guarde Dios, una de las dos Españas ha de helarte el corazón."

unos post superiores, Enrique
Ig.

el del acordeon dijo...

De todos es sabida mi impaciencia.
Así que te preguntaré, y siempre desdelacuriosidad, ¿cuál es el motivo por el que no nombras ninguno de los escritores que calló por parte del lado republicano?
Y te lo digo porque me gusta lo que estás escribiendo y me gustaría que no se viera como algo partidista, sino como recuerdo de los artistas de la palabra.

Anónimo dijo...

Compañero, no he empezado por el lado nacional ni por el republicano, o al menos ésa no ha sido mi intención. He querido dar cabida en esta serie de posts a los olvidados, aquellos de los que la gente no oye hablar con asiduidad en los medios de comunicación, que son los que tristemente dan forma ahora a la memoria colectiva. Por otra parte, ambos bandos me parecen, y perdona si soy demasiado directo, la misma mierda con distinto color. Durante años me han contado que los "nacionales" eran la leche y ahora no paran de bombardearme con la triste historia de esos buenos chicos republicanos. Para mí los artífices del conflicto fueron, simplemente, un puñado de gentuza que vistieron sus sueños de gloria con la carne de pobre gente que sólo soñaba con una vida tranquila y en paz. Yo quiero hablar de estos últimos, y lo hago según la memoria me los trae y valorando su anónimato histórico, no alternando colores, porque no se trata de jugadores de equipos de fútbol de camiseta merengue o azulgrana, sino de muertos de piel rosada que un día alguien tiñó escarlata. Lorca? Claro. Una gran persona y un excelente autor que no mereció correr aquella suerte (y que, por cierto, no fue republicano, sino poeta y dramaturgo). Hablaré de Lorca y lo haré con ganas de llorar, como siempre que lo recuerdo besando el suelo del camino polvoriento, pero antes he de hablar de muchos otros. Y lo haré porque nadie habla de ellos, y necesito recordarme a mí mismo que un día existieron.

E.C.

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser