ser es más que estar

27 sept. 2008

ADIOS



Se ha ido un mito del cine, un caballero de la escena, como el quiso, en su casa, rodeado de los suyos.

Adiós y muchas gracias Paul.

oscár

me comere 50 huevos duros como Luke en "La leyenda del indomable"

no tengo nada más que decir






3 comentarios:

Lianta dijo...

Estuvo magistral en el papel de abogado alcohólico en Veredicto final.
Hoy es un dia triste para los que amamos el cine

Saludos

oscár dijo...

Tienes razón, pero hizo tantos papeles memorables que no sé con cual quedarme.
Como amante del buen Western, con dos hombres y un destino, pero me encanto en el golpe, en el color del dinero, buffalo bill, ni un pelo de tonto, uff, son tantas.
El único consuelo es que se han quedado un montón de personajes que nunca nos cansaremos de ver.

o s a k a dijo...

Un tipo enorme dentro y fuera de la pantalla. Paradójicamente bajito de estatura. En estos días se están recordando muchas anécdotas de Paul Newman. Me ha sorprendido un detalle del que no tenía ni idea y que me parece que habla por sí mismo de su calidad humana: me refiero precisamente a su retiro forzado al entrar en un estado avanzado de enfermedad.

Se fue a casa.

A casa, al hogar, al sitio que todos buscamos y solo algunos saben encontrar porque no se hacen trampas en el solitario. Se fue a casa a vivir y a morir. Igual que un actor sobre las tablas del escenario: a darlo todo.

En este pueblo americano en el que pasó sus últimos años (clavaíto al que todos tenemos en mente, Hollywood mediante) todos protegían su intimidad y no permitían que se le acercaran curiosos, turistas, frikis de renombre ni críticos con galones. Todos chocaban contra el muro de respeto que generaba en sus vecinos. De este modo, cuando Mister Newman entraba en una cafetería o en la peluquería (clavaíta al que todos tenemos en mente, H. mediante) sus convecinos ACTUABAN con la mayor discreción.

Estar junto a una leynda y no abrir la boca por respeto. No sé en chino mandarín o en bangladesí puro, pero en cristiano a eso se le llama grandeza. Y es la clase de reacción que la gente grande provoca a su paso.



querido oscár, gracias por esta entrada. Te has ganado un fuerte abrazo

y cincuenta huevos duros

n a c o
CoolHandLook

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser