ser es más que estar

7 ene. 2007

Nuestras vidas automáticas

Cuando veas la luz dale al ON y llora,
y vete aprendiendo a caminar, que ya es hora.
Gatea, mira, ríe, aprende a deletrear tu apellido,
caga, mea, come y calla.
Coge los apuntes aunque no entiendas nada, ya los descifrarás.
Liga y moja el aguinaldo.
Estudia, aprueba, que te permitan pasar y a por otra.
Mea, come, caga y folla.
Repítete eternamente, se permite lamentarse,
preocúpate de tus hijos y sus hijos, y los hijos de los hijos
de tus hijos.
Preocúpate de las rentas y lavarte y depilarte,
o afeitarte, según gustos.
Lee un poco, sueña un poco, llora un poco, mata un poco.
Preocúpate de tu sueldo,
del amante de tu esposa;
preocúpate de tu imagen,
y de que todo se acaba.
Preocúpate de la casa, del seguro, las facturas,
y de aquella furgoneta que viene de frente. Come, caga, mea y muere.
Enrique Cortés

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy en la línea de Samuel Beckett

'fin de partida'

'El mundo es lo suficientemente grande como para que podamos movernos pero lo suficientemente pequeño como para que no vayamos a ninguna parte'

me emociona

a c c i ó n + p a s i ó n =
r e s i s t e n c i a !!!

n a c o

Anónimo dijo...

[igual es una estupidez, pero como estupidez, una de las más contundentes que he parido, jeje...]

n a c o

Ra dijo...

Buenisimo.

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser