ser es más que estar

27 jul. 2006

Los diez mandamientos

Hace unos días, conversando con mi padre, sacamos el tema del decálogo que, según el Antiguo Testamento, Dios entregó a Moisés en el monte Sinaí. Yo le comentaba a mi padre que era curioso hasta qué punto es complejo el contenido de estos preceptos que, siempre según el texto bíblico, el propio Dios escribió en dos tablas. Mi padre me aseguró, para mi sorpresa, que la mayoría de católicos desconocen el contenido del decálogo. Yo le dije que no podía ser, que estaba equivocado, pero como confío en su palabra espero vuestros comentarios para saber si realmente conocíais las diez leyes. Os pongo las dos versiones, primero la de Deuteronomio 5,6-21 y después la de Éxodo 20, 1-17. Ojo, estas dos son las dos únicas versiones de los diez mandamientos que figuran en la Biblia, textos inspirados por Dios, según el catolicismo.

Deuteronomio:

6 «Yo soy Yahveh tu Dios, que te he sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre.
7 «No habrá para ti otros dioses delante de mi.
8 «No te harás escultura ni imagen alguna, ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra.
9 No te postrarás ante ellas ni les darás culto. Porque yo, Yahveh tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian,
10 y tengo misericordia por mil generaciones con los que me aman y guardan mis mandamientos.
11 «No tomarás en falso el nombre de Yahveh tu Dios, porque Yahveh no dejará sin castigo a quien toma su nombre en falso.
12 «Guardarás el día del sábado para santificarlo, como te lo ha mandado Yahveh tu Dios.
13 Seis días trabajarás y harás todas tus tareas,
14 pero el día séptimo es día de descanso para Yahveh tu Dios. No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguna de tus bestias, ni el forastero que vive en tus ciudades; de modo que puedan descansar, como tú, tu siervo, y tu sierva.
15 Recuerda que fuiste esclavo en el país de Egipto y que Yahveh tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y tenso brazo; por eso Yahveh tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y tenso brazo; por eso Yahveh tu Dios te ha mandado guardar el día del sábado.
16 Honra a tu padre y a tu madre, como te lo ha mandado Yahveh tu Dios, para que se prolonguen tus días y seas feliz en el suelo que Yahveh tu Dios te da.
17 «No matarás.
18 «No cometerás adulterio.
19 «No robarás.
20 «No darás testimonio falso contra tu prójimo.
21 «No desearás la mujer de tu prójimo, no codiciarás su casa, su campo, su siervo o su sierva, su buey o su asno: nada que sea de tu prójimo.»

Éxodo

2 «Yo, Yahveh, soy tu Dios, que te he sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre.
3 No habrá para ti otros dioses delante de mí.
4 No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra.
5 No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque yo Yahveh, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian,
6 y tengo misericordia por millares con los que me aman y guardan mis mandamientos.
7 No tomarás en falso el nombre de Yahveh, tu Dios; porque Yahveh no dejará sin castigo a quien toma su nombre en falso.
8 Recuerda el día del sábado para santificarlo.
9 Seis días trabajarás y harás todos tus trabajos,
10 pero el día séptimo es día de descanso para Yahveh, tu Dios. No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el forastero que habita en tu ciudad.
11 Pues en seis días hizo Yahveh el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto contienen, y el séptimo descansó; por eso bendijo Yahveh el día del sábado y lo hizo sagrado.
12 Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que Yahveh, tu Dios, te va a dar.
13 No matarás.
14 No cometerás adulterio.
15 No robarás.
16 No darás testimonio falso contra tu prójimo.
17 No codiciarás la casa de tu prójimo, ni codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.»

Me he permitido resaltar el mismo madamiento en ambos textos porque siempre me ha hecho mucha gracia que se incumpla sistemáticamente, e incluso se aliente su incumplimiento desde la jerarquía católica. Ah, por cierto, Jesús reafirmó en el nuevo testamento el contenido de este decálogo.

E.C.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Jesús reafirmó el decálogo, pero no pasemos por alto que PREVIAMENTE lo reinterpretó, dándole un nuevo significado. De principio a fin Jesús lo pasa todo por el sencillo (y acojonante al mismo tiempo) tamiz del AMOR, algo de lo que el Antiguo Testamento andaba escaso, creo. Sólo desde este nuevo mensaje puede leerse el segundo. Al menos así lo entiendo como católico más o menos bien adoctrinado. Sea lo que yo sea, que viene miuy poco al caso, con lo que me quedo es con lo del amor. El misterio. Lo demás... envoltorio.

En cuanto a lo de la imagen, estoy contigo. Nuestra capacidad para 'deificar' cosas e imágenes , burocracias, procedimientos, cánones, protocolos, ... la propia imagen personal no parece conocer límite, ¿verdad?

añado: ¿alguien se ha dado cuenta de que al obligarnos a guardar absoluto, pétreo, solar descanso el sábado... nos obliga por las mismas a trabajar los otros 6 días de la semana?

termino el rollo: "recuerda que fuiste esclavo" me parece una de las frases más positivas y motivadoras que puede haber. Al menos ése es el poso que me ha quedado después de las pelis y los libros y testimonios que he leído sobre la II Guerra Mundial...

un fuerte abrazo,
Ig.

Anónimo dijo...

Agradezco tu comentario, como siempre muy interesante. No obstante, lo que más me interesaba resaltar es el hecho de que, para mi sorpresa, la mayoría de la gente conoce una versión de los diez mandamientos que no aparece en las Sagradas Escrituras, ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento.

Anónimo dijo...

cierto es que tienes toda la razón en eso

no conocía estas redacciones, y he buscado la "estándar" y claro, no la he encontrado

perplejo me dejas...
Ig.

( ya me contarás tu teoría en la próxima borrachera que nos pillemos) (lo digo 'desdelasobriedad'...)

Anónimo García dijo...

Yo tampoco conocía esta version "extendida".
Curioso lo que señalas de los idolos, yo tambièn habìa pensado en ello. Aunque la verdad, qué bien que se incumpla, asi podemos disfrutar de los frescos de la capilla sixtina, del cristo de dali y de muchas otras pinturas y esculturas bonicas que hay.
Y que hay de la obligacion de guardar fiesta el sábado? Los católicos la incumplen al guardarla el domingo. Una vez lei en una publicación adventista (creo que era adventista) que guardar ese dia de fiesta no es mas que un engaño del diablo, asi que, entre eso y alguna cosilla mas que no recuerdo, concluia que todos los catolicos estan condenados.
Hay que ver.

betulo dijo...

Estoy con anónimo garcía, aunque también disfruto de la simplicidad del románico pirenáico, oí una teoría de que, no es que tras las invasiones góticas, minorías guerreras, que se fueron fusionando con el imperio romano, se olvidaran éstos de pintar, sino que las representaciones se deformaban para evitar que se las idolatrara pero para mantener el recuerdo y su finalidad didáctica: "nada hay en la razón que no haya pasado por los sentidos". Siendo de Zaragoza comprendo tu actitud, pues no conozco a nigún maño, no sólo zaragozano, por muy come curas que sea, al que a SU "pilarica ni tocala". Hoy tenemos otras religiones: el surf, el rock, el jazz, cada cual se acuña una relación con el absoluto. Y otros ídolos ante los que nos postramos: la cuenta corriente por la que nos doblegamos a firmar la retirada de dinero cuando vamos con prisa y ni nos sentamos; la tele, que como la tenemos a la altura del sofá, para ponerla en marcha tenemos que hacerle la reverencia al ON-OFF(palabrita enigmática que no acabo de entender y está en todas partes). ¡ESTE ES DIOS! ¡HE VISTO LA LUZ!. Gracias, escribiéndote este comentario ¡HE VISTO LA LUZ!: el ABSOLUTO, la verdad, la belleza, el bien; o sea, el ser total (DIOS), se encuentra en el ON-OFF: no somos NADA sin el ON-OFF.

Ahora entiendo también lo del ¿STAND-BY? (espero que se escriba así).

¡"Cagüen"! también en esta religión se dan los medio/medio, los dentro/fuera, los "ni chicha ni limoná": piensan que están ON pero están OFF.

Creo que volveré a escribir en mi blog.

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser