ser es más que estar

5 may. 2006

cine

"Una vez, bordeando las costas de Brasil, vi el océano tan oscurecido por la sangre que parecía negro, y el sol se ocultaba tras la línea del horizonte. Nos detuvimos en Fortaleza y varios marineros sacamos los aparejos para pescar un rato. Yo fui el primero en enganchar algo: era un tiburón. Luego apareció otro, y otro, y otro, hasta que todo el mar se llenó de tiburones y más tiburones. No se podía ver el agua. Mi tiburón se había soltado del anzuelo, y el olor, o tal vez la mancha (porque sangraba a borbotones), hizo que los otros enloquecieran; aquellos animales se devoraban entre sí; en su locura se comían unos a otros; se sentía el frenesí del asesinato, como el viento azotándole a uno en los ojos; y se olía el hedor de la muerte que emanaba del mar. Nunca había visto nada peor... ¿Y saben una cosa? Ni uno solo de los tiburones de aquel rebaño enloquecido sobrevivió. Ahora les dejo."
"La dama de Shanghai" Orson Welles

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder... se me ha puesto la carne de gallina con las dos últimas frases. Ufff! Genial cita.

- O S A K A - dijo...

Hay otra que tengo que transcribir; es de 'Fraude', también de Welles, sobre el mundo de las falsificaciones en el arte. Me deja de una pieza cada vez que la escucho...

Ig.

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser