ser es más que estar

9 abr. 2007

Nostalgia ayer, o quizá nunca

Tú no estabas. Habías lanzado un beso al aire antes de despedirte y coger el coche para volver a casa. Yo de niño nunca aprendí a jugar al baloncesto (ni al fútbol, ni a los rincones oscuros, ni a nada). Tu beso resbaló entre mis torpes dedos como una pelota mal recogida y cayó al asfalto. Cuando lo encontré parecía más un chicle usado que un beso. Levanté la vista para pedirte otro, pero ya te habías ido. Volví a la habitación del hotel y me tumbé un rato, concentrado en mis viejas zapatillas, tratando de reconstruir en mi mente su proceso de producción y venta, desde una insalubre fábrica en Shenzhen hasta mis pies aburguesados. Por una vez, no conseguí que ese truco me permitiese no pensar. Hacía frío. Encendí el aparato de aire acondicionado colgado en la pared blanca. La temperatura en el cuarto bajó aún más, pero necesitaba un murmullo de fondo para escapar de mi mente. Podría haber encendido el pequeño televisor, aunque ya sabes que no me van las drogas duras. De todas maneras, no sirvió de nada. Empecé a imaginarte. Tenía ante mí una pared y a mi alrededor una realidad cubierta de los colores que te conforman. Acabé esbozándote en el aire y rellené el vacío con los contornos de tu gesto. Casi me vuelvo gilipollas echándote de menos. Pero, claro, tú conoces el momento exacto en que eso va a ocurrir. Cuando mi corazón hacía ya las maletas para dejarme como un caso perdido, me llegó tu mensaje. Llego en cinco minutos de ... . No recuerdo el nombre del lugar. Tal vez fuera Nostalgia.

E.C.

Habitación 315 en... ¿Málaga? A solas con mi musa

13 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Nunca pida un beso, cójalo. Es un derecho de los labios ;)

Brid dijo...

Mi GPS señala lo siguiente:

"Error. "Nostalgia" no se encuentra en el mapa. ¿Desea cambiar el destino por "Esperanza"? Pulse Sí o No".

Anónimo dijo...

error de nuevo!! en nuestro teclado sólo aparecen unos y ceros!!

: DDDD



n a c o

Anónimo dijo...

gran texto, E.C.!!



n a c o

Brid dijo...

Jo. Estos GPS's de hoy en día...

Anónimo dijo...

Luis, qué gran lección. Procuraré convencerme a mí mismo de que, aunque sea sólo a veces, tengo ese derecho. A menudo hablo del "estigma del perdedor". Me pregunto por qué es tan fácil olvidar con un beso esa huella indeleble de la vida. ¿Será porque la victoria sabe a besos?

Brid, ojalá Nostalgia nunca aparezca en tu mapa o sea un lugar tan diminuto y recóndito que ni el GPS pueda hallarlo. En cuanto a Esperanza... ¡Marineros, todo a estribor! ¡Cambiemos rumbo y que el viento de las musas nos guíe a esa lejana isla!

Naco, 1010100001010010012

E.C.

Anónimo dijo...

Creo que cuando das un beso a alguien, por un momento le entregas tu alma. Mientras no la tienes, el resto del mundo no existe.

Un besito. Marian.

Ignacio dijo...

No has aprendido nada de mi; sigues viviendo como si no tuvieras derecho de reclamación.

Sirenita dijo...

La nostalgia está siempre presente. No sé, yo la llevo dentro. No la apagan ni los besos.

o s a k a dijo...

Tenía guardado un fragmento de Milan Kundera donde hablaba precisamente de la Nostalgia como "el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar". De regresar a la infancia, supongo, a un lugar, al pensamiento de alguien, a una sensación o, por qué no, a un beso. Algo que se extravió dentro. Estoy con Sirenita, la nostalgia está presente siempre. Si sólo explorásemos el horizonte, y nunca regresásemos al alma, no seríamos nosotros.

A todo esto, ¿a ver si el lugar iba a llamarse...¡Fujitsu!?


Marta

Anónimo dijo...

Marian, gracias por compartir unas palabras tan hermosas y ciertas. No hay nada como estar con una persona y sentir que nada más existe a tu alrededor. Aunque a veces, lo digo por experiencia, los resultados no sean muy positivos a largo plazo. El mundo no sabe muy bien qué es el amor. Vamos a tener que besar mucho y bien para enseñarle.

Ignacio, soy mal alumno. Siempre me siento en la última fila para ver mejor a las chicas, pero no me entero de la lección. Al menos tengo la espalda contra la pared y la razonable certidumbre de que lo que acabe conmigo no vendrá por detrás cogiéndome por sorpresa. Quiero verle la cara al momento final.

Sirenita... no me digas eso... (qué tristecillo me he quedado después de leer tus palabras, jobar). Cuando quieras una melancolía acompañada, ya sabes donde me (nos) tienes.

Kundera... si lo encontrase por la calle le partiría el alma a puñetazos de púgil maltrecho y perdedor. Maldito sea mil veces. Como Céline, malditos los dos. Dos perfectos malnacidos que susurraron a mis ojos palabras tan auténticas y terribles que jamás podré deshacerme de ellas.

E.C.

Anónimo dijo...

E.C. no te escondas chaval, da la cara que las bolsas que decoran mis ojos y saltarme mi primer mandamiento (no leer en la cama) son responsabilidad tuya y ya tienes añitos para asumir la consecuencia de tus actos.
Decir que después de muchos días de espera, llego a nuestra librería de pueblo y bajo pedido La Torre, 2 ejemplares, que nuestra librera es pasiega.
Cuando lo tuve en mis manos y vi lo tocho que era pensé “ este muchacho ha querido tener un lió con la inspiración y se ha perdido en arrumacos”. Que satisfacción me produce a veces equivocarme.
Mañana es el cumpleaños de mi amiga Gloria, ni decir tengo que regalo tendrá.
Por favor, continua tu idilio con la musa de la inspiración y que dure muchos años para disfrute de tus lectores.
Gracias, Trasto.

Anónimo dijo...

No sabes la fuerza que me da tu comentario. Vuelvo de viaje cansado, con la maleta cargada de ropa para lavar y una nevera un tanto melancólica. Iba a irme a la cama sin cenar, pero tus palabras me han levantado la moral! Voy a hacerme un par de huevos fritos, y que sea lo que Dios quiera!

E.C.

PD- Ayyy, si es que no os merezco! Menuda suerte tengo!

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser