ser es más que estar

5 feb. 2007

Como la vida misma

Amé naturalmente, termodinámicamente, prestidigitalmente, categóricamente, analíticamente, primitivamente, exponencialmente, descabelladamente, instantáneamente, acérrimamente, califragilísticamente y amorosamente. Un amor sin fronteras artificiales: sin dígitos, sin papel de albal, sin cafeína, sin cuentakilómetros, sin burocracia, sin pata negra, sin espejos, sin clepsidra, sin seda, sin palabras. Un amor de piel a piel, de ojo a ojo, de vida a futuro, de noche a muy de mañana, de cremallera a mano, en fin, de manos. Un amor que, alumbrado por soles y lunas, se iba haciendo, creando, enojando, entorpeciendo, necesitando, rebobinando, floreciendo, saboreando, movilizando, martirizando, absorbiendo, aglutinando, oscureciendo, asiendo, renovando, entrelazando, tropezando, cargando, usurpando, enfermando, obstruyendo, aprehendiendo; en resumidas cuentas, un amor que se iba amando.

Y tanto se iba y se iba, que de pronto se fue. Se alejó sin legados, sin artificios, sin discusión, sin adiós, sin carta ni remite, sin beso, sin flor, sin lágrima, sin alcohol, sin perdón; eso sí, vestido con traje de raya, corbata, sombrero, pipa, maletín con iniciales que no pronunciaré jamás, y barba. Se esfumó, embotado bajo su disfraz, el hombre imaginado, besado, reprochado, aterrizado, llorado, agarrado, soportado, amenizado, fotografiado, disfrutado, emborrachado, saboreado, olido, añorado, dulcificado y pillado. Así que cierto día desperté. Y descubrí que mi amor había sido engullido por esa naturalidad tan natural llamada vida. A veces tan sencilla, silla.


eMe

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Este texto me recuerda mucho a un relato de Joyce llamado Los muertos.

tron dijo...

tan sencilla, adjetivable, y complicada a su vez, pero con todos esos matices ya merece la pena, aunque no sepamos nunca cómo será el final.

Sirenita dijo...

Yo necesito un amor desadjetivado, solo con un sustantivo y con tres pronombres personales. Pido tan poco...No entiendo por qué no lo consigo.

Anónimo dijo...

Estamos todos igual...

por eso se me ocurre...

AGENCIA MATRIMONIAL OSAKA
(PRÓXIMA APERTURA, PRECIOS RAZONABLES - DENOS UN VERSO Y LLÉVESE UNA HISTORIA DE AMOR)

¡De venta en farmacias!

Anónimo dijo...

Amor es el único nombre que se escribe con verbos. La acción total. Estoy con sirenita: fuera adjetivos!!

me encanta tu poema, eMe


n a c o

Anónimo dijo...

Y ADELANTE CON LO DE LA AGENCIA

[¿alguien me da su número de tarjeta de crédito?]


n a c o

Anónimo dijo...

amor convertido, amor evadido, amor evaporado,que duro¡¡
me ha gustado eMe

METeoro

Anónimo dijo...

Gracias a todos de nuevo. Habrá que leer Los muertos, y habrá que pensar lo de la agencia, pero antes habrá que pedir un préstamo "humanitario" porque me temo que al menos mi tarjeta empieza por ceros, termina en ceros, y en medio no hay nada (ni adjetivos si quiera).

Un abrazo

eMe

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser