ser es más que estar

8 jun. 2006

La verdad, el halago y el error

En mi post de hace unos días titulado "El elegido", el usuario Código de barras comenta:
"en realidad no me gustó por cursi... "
Esto me lleva a una reflexión sobre la base de una verdad, un halago y un error. La verdad es sencilla: tienes razón. El texto está escrito a vuela pluma, sin demasiada profundización. Seguro que cualquiera, incluso yo, podría haber hecho un texto más hermoso. Eso nos lleva a la segunda parte, el halago. He de tomar como tal tu crítica, pues de forma indirecta me estás diciendo "hey, Enrique, esperaba más de ti". Esperabas un texto hermoso, bello, correctamente estructurado, armonioso, trabajado y expresivo. Pero ahí está el error. Osaka, o al menos en lo que a E. C. se refiere, no busca la belleza. Soy un mero paseante invisible, una entelequia convertida en realidad a la hora de votar y pagar impuestos. Soy poco, pero existo, siento, vivo. Un día descubrí que reflexionando sobre las circunstancias que me rodeaban y sobre mi propia realidad, vivía más plenamente, apreciaba más cada momento. Pienso, analizo, reflexiono y siento. El arte me empuja a hacer todas esas cosas. El arte me empuja a vivir o, por mejor decirlo, me HACE vivir. Con mi texto, como con todo lo demás que hago, no aspiro a la belleza (sólo soy un artista aficionado), sino a la reflexión. El texto adolece de muchos fallos, estoy de acuerdo, pero, ¿te ha hecho reflexionar sobre aquel árbol elegido? Si es así, el objetivo estará cumplido. El arte es sensación y reflexión. La vida es sentir y reflexionar. El arte es vida.
E . C.

1 comentario:

- O S A K A - dijo...

la belleza, igual que la originalidad, son premios escasos, y como bien dices no deben guiar nuestros pasos.

Lo que nos arrastra es el afán de pisar playas recién descubiertas, de volver a puertos conocidos y de escuchar en sus cantinas las crónicas de viejos pescadores.

¿importa sobre todo esto...

...que no seamos siempre originales?

...que sobre la arena de esas playas, nuevas para nosotros, encontráramos las huellas de esos viejos pescadores?

...o que el milagro de la belleza, que embriaga, ésa que es valiosa por escasa, sólo aparezca entre las manos de cuando en cuando, azaroso capricho?


No; seguid la luz de vuestro corazón de vuestro instinto, de vuestro propio entendimiento. Lo que cuenta, como bien dijo E.C. hace apenas una semana, es que TODOS podemos ser artistas, que TODOS podemos pisar playas nuevas a nuestros ojos, y sentir la pequeñez y la ventura de ser humanos.


y ahora la paradoja:

Todo está inventado.

Y TODO queda por descubrir.


La clave es la actitud, la realización de los propios proyectos, nuestra ambición por brújula.

Si quieres ser escritor, lo eres.
Dibujante, lo eres.
¿y fotógrafo? ...

hubo un tipo llamado Picasso, una mujer llamada Mary Shelley, un enorme Cartier Bresson...

pero aquí, ahora mismo, el que pulsa la tecla, el que afila el lápiz o hace click con su cámara SOY YO.

Eres TÚ.

No lo olvides.

Y tú eres más que belleza, mucho más que originalidad, y un trillón de veces más que cualquier otro tipo.

Pelea. No te rindas.

Y si te toca ser cursi, no abandones la senda. Eso no te volverá rosa, ni te convertirás en la amapola más bella del fragante jardín...

Tú estabas mucho antes de lo cursi, Y llegarás más allá...

...SI NO ABANDONAS



...TU SENDA.


Ig.

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser