ser es más que estar

12 may. 2006

¿Tenía razón Freud?

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
No
.
.
.
.
.
.
.
Lo digo porque considero que la verdad existe y que su plenitud no está al alcance del hombre.


"Nunca cojas el pincel cuando estés enfadado o muy ilusionado", leí de Mingote. Toma ya. ¿Entonces cómo me podría quejar de la que considero una de las mayores injusticias de nuestro tiempo? A saber: que sólo nos ocupamos de la historia cuando llegan las efemérides. Y para colmo sólo de aquellas efemérides que llegan a números redondos, 25, 100, 150, que el resto nos la sopla. Y lo mejor: que aprovechamos la afortunada fecha para manipular la historia y reinterpretarla a conveniencia. Miopes. La historia al servicio del márketing.

Tal cual:
Un día como hoy, en 1921, falleció la escritora Emilia Pardo Bazán. ¿Ayer? En 1814 Fernando VII abolió la Constitución de Cádiz. Tócate el pie. Más: en 1904 nació Salvador Dalí, el genial pintor Juan Gris falleció en 1927, y en 1930 hizo lo propio Romero de Torres, otro del gremio. ¿El miércoles 10, día del Ebro? En 1508 Miguel Ángel firmó el contrato que le atraparía en la Capilla Sixtina. Y en 1843 la mamá de Benito Pérez Galdós estuvo de "enhorabuena, ha tenido usted... un genio patrio".

Uff... ¿sigo?

Subo a la tribuna de O S A K A y repito que Freud no tenía razón. Hoy estamos a años luz de sus teorías. Y nos equivocamos si pensamos que el valor de la obra de un hombre puede establecerse en términos de "acierto-error". Es algo un poco más sutil.

Freud fue necesario. Lo que hoy sostenemos con seguridad, con seguridad será un chiste en cien años. Si no hemos cerrado por defunción. Planetaria.

El que esté aquí por entonces, nos necesita. Como nosotros a Freud. Aunque estuviera en un error. O dos. Ése que está por venir necesita de nuestros aciertos y equivocaciones. Pero sobre todo tiene la imperiosa urgencia de que sigamos pensando, produciendo. De que la máquina no se detenga. De que nuestras metas sean cada vez más altas y el día de mañana nos plantee un reto aún más difícil.

Si algún medio de comunicación dedicara su tiempo e interés a explicarnos por qué Freud fue necesario, de qué manera colaboró a poner un diente más en la cremallera, una traviesa más para salir de la cueva, en lugar de entretenernos con baratos juegos florales...

en tal caso, si tuviéramos una prensa de nivel,...

...Freud seguiría igual de equivocado. Nosotros menos. Ésa sería la diferencia. Nos conducen cual necrófagos autómatas a beber del estanque corrupto. En lugar de integrar el pasado, lo redigerimos.


¡pues buen provecho!

. . .

Como todos, soy obediente y tomo la ración de bazofia diaria. Mientras pueda, además, seguiré leyendo algo que no esté de moda y dedicando mis energías a perseguir la foto imposible, que es lo que me pone. Eso, y ellas. Pero ya me voy callando.
Ig.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Acostumbrada a dejarse arrastrar, la sociedad española recuerda los aniversarios históricos que cuidadosamente se le señalan, y que ocupan portadas y titulares por doquier.

- O S A K A - dijo...

GRACIAS... YA PENSABA QUE ERA EL ÚNICO...

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser