ser es más que estar

5 abr. 2006

Reflexiones...



Reflexiones sobre una ciudad maldita: puerto de Barcelona.

Llegamos tarde

serían las menos 10 horas en el reloj de los condenados

el puerto de barcelona eran burguers, cafeterías, puticlubs

y un largo pasillo de soledad y farolas fundidas

nos acercamos a dos yates

un viejo guardia meaba al mediterráneo

terminó sus quehaceres, se apoyó en una bicicleta oxidada

con más años que tu madre y la mía

y nos soltó una charla sobre cuál de los dos yates prefería

era gracioso

oírle hablar

convencido de sus argumentos

llevaba años viendo llegar e irse yates

que jamás podría comprar

y aun así

los conocía todos, los recordaba, los amaba

cuando nos alejamos

le pregunté a Jorge si pensaba que ese hombre

soñaría cada noche con su yate preferido

contornos suaves y carnosos de sirena

él se encogió de hombros

le comprendí ¿qué importaba con qué soñase?

al menos podía hacerlo

bajé la mirada, mis zapatillas estaban sucias

serían las menos 9 horas en el reloj de los condenados

E. C. Homo

1 comentario:

Anónimo dijo...

the best is yet to come...

¿no es maravillosa la capacidad del ser humano para pasar por alto que todas las mañanas se levanta a las siete menos cuarto, que probablemente no verá a sus seres queridos hasta las ocho y veinte de la tarde, y que para entonces estará tan cansado que las pocas palabras que cruzará con ellos serán "pásame la sal, por favor"?


¡El sueño es vida!

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser