ser es más que estar

24 abr. 2006

Munich


No os perdáis esta magnífica película, es un imán para el cerebro y la retina.

Olimpiadas de Munich. 1972. 11 atletas israelíes son asesinados por el grupo terrorista 'Septiembre Negro'. Ha nacido el terrorismo moderno. Ése que ocupa nuestros periódicos y boletines informativos. Ése que nos tiene tan cansados. Ése que no tenemos ni puta idea de cómo solucionar.

Parece que esta vez Spielberg ha logrado cabrear a todos. Y no debe haber pretendido algo distinto; cuando uno se mete en política, deja la inocencia en el guardarropa del Estudio. Muchos le echan en cara que no hace obras maestras últimamente. Hay que fastdiarse con la táctica del doble rasero. Mencionaré unos cuantos tipos al azar: Lubitsch, Wilder, Capra, W. Allen, Ford, Dreyer, Chaplin, Copola, Murnau, F.Lang, Buñuel, Preminger, Welles. Os aseguro ellos tampoco.

'Munich' es acusada de manipuladora, de antisemita, de antiamericana, de poner a caldo a árabes y palestinos, de apestar a sentimentalismo barato, tan del gusto del director judío, etc. Y de todo esto a la vez. Pues bueno, desde aquí la acuso de ser una gran película.

Primero, porque evita toda equidistancia entre israelíes y paesino-árabes. Pienso que en asuntos humanos la equidistancia es injusta por definición. Un hombre tiene derecho a ponerse al otro lado de la cámara y dar su versión.

Además, tiene ese poso tan estupendo propio de las obras de arte: puedes vivir intelectualmente de ellas durante días. El terrorismo nos pone ante mil dudas, realistas, crueles, humanas, algunas incluso... trascendentales: ¿Hay crimen legítimo? ¿La defensa propia conduce irremisiblemente a una espiral de violencia sin fin? ¿qué hacer ante el fenómeno? ¿Abrazar un nihilismo que nos deja indefensos, o apostar por un integrismo que nos rebaja y embrutece, hasta consumirnos?

Nos dicen: "el odio genera odio". O, "todo es demasiado complicado". O, "se mueren de hambre, ¿qué esperabas?" - - - que no me mataran (por cierto que entre los malnacidos de la E.T.A no veo yo mucho muerto de hambre que digamos...)

Que la solución sea diabólicamente compleja sólo quiere decir que necesitamos implicarnos aún más en encontrar su solución, no que ésta no exista. Habrá que combatir a varios niveles, empezando por los INTERESES CREADOS (ahí es ná), y pasando por la pobreza y (ah! sí!) la formación (no me voy a meter en el tema de "qué es lo que les enseñaremos, si no nos lo creemos ni nosotros mismos..."). Pero todo y todos. Si no, no vale.

Fin del circunloquio.

¿he logrado aplastaros?

Dejadme tan solo mencionar la fotografía del genial JANUSZ KAMINSKI. Aquí, el amigo. Que claro, con esos puros que se me fuma, no es de extrañar que le salgan las escenas redondas...

Eso sí: 163 minutos del ala. El mal de nuestros días.
Ig.

1 comentario:

- O S A K A - dijo...

para segundas opiniones, la de Julián Schvindlerman:

"En Munich, en lugar de enfocarse en las obscenidades del terrorismo, Spielberg prefirió tratar los dilemas éticos del contraterrorismo, y, para empeorar aún más las cosas, termina sugiriendo que moralmente no hay mayores diferencias entre lo primero y lo segundo.

Aquí no hay buenos y malos, conforme al clásico patrón de Hollywood, sino personajes atormentados por el peso de sus conciencias en tanto avanzan en la consecución de su misión; ellos son los agentes israelíes que deben ajusticiar a los militantes palestinos que planearon y ejecutaron el asesinato de 11 compatriotas en las Olimpíadas de Munich de 1972. Las líneas entre lo justo y lo injusto, lo correcto y lo incorrecto, lo moral y lo inmoral, van gradualmente diluyéndose hasta transformarse en una masa acuosa que al evaporarse no deja tras de sí certeza ética alguna.

La frase más citada del film: "Toda civilización encuentra necesario negociar concesiones con sus propios valores", intenta sugerir que hay algo intrínsecamente errado en la noción de luchar contra el terror. Este film puede ser visto como un espejo de la confusión interna de su director en lo relativo a la lucha antiterrorista, acontezca ésta en Israel o en su país natal."

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser