ser es más que estar

24 jun. 2008

.















I.

































Este fin de semana de excesos calóricos me refugié en Sallent. Orden del día: debes haber perdido el juicio: son las 10 y el despertador no ha sonado. Diez minutos más. Que sean veinte. Vaqueros, llaves, dinero y a la panadería. Son cuatro pisos pero a quién le importa; es sábado. Por si quedaba alguna duda, sobre el plato hay aceite de oliva y ¡pan recién hecho! y puedes poner tantas cafeteras como quieras. Sí, eso que oyes son los pájaros; se están dando un festín con las pocas moscas que no han entrado por la ventana. En el salón despliegas recortes, artículos de periódico, portátil, rotus, fotografías, te pones los cascos y saludas a los Who. Puedes. Realmente: es sábado. Hasta las 15:00 no hay quien te despegue del asiento. Y a las 15:05 ya has salido de la ducha, te has calzado las botas y has llenado la mochila de víveres y bártulos de explorador ¡¡Porque vas de excursión!! Y antes de que un auditor aparezca para decirte que todo ha sido un sueño, ya has superado un desnivel de 1.000 m y contemplas el Valle de Tena con cansancio y alegría. Por estas coñas de la vida un 4x4 te ahorra media bajada y llegas a tiempo a la cena con los primos ¡y vaya cena! Para cuando el auditor llama a la puerta, estás pidiendo audiencia con el Apóstol. Rendido. Roque. Sopa. Y aunque el auditor resulta ser auditora, esta noche duerme en la escalera.





II.










































La mañana siguiente viene a ser un calco de la anterior, sólo que los croasanes saben mejor y tu mente se mueve a placer por el campo minado que ayer sembraste. Ileso y hambriento, se te han hecho las tres. Preparas lo que en manos de la abuelita hubieran sido unos estupendos espaguetis a la boloñesa (por algo es la abuelita) y coges el peazo-libro-que-compraste-en-Londres (es el nombre técnico)... ¡ostrás! ¡está en inglés! Recuperado del susto y digerido el experimento en salsa de tomate, agarras la mochila y bajas la escalera -cuatro pisos- Subes la escalera -cuatro pisos- aún llevabas las zapatillas de andar por casa. Hoy toca la France. Vale, eres muy macho, subirás lo que te pongan delante... ¿por qué no te tumbas al sol y te das un baño después? es el día del Señor, la montaña va a seguir ahí cuando abras los ojos y el ratio de bichos por centímetro cuadrado es soportable...






III.
Si subes que sea ahora o te perderás el España-Italia. Subes. Bajas. Vaya si bajas: 11 tipos de rojo te necesitan frente al televisor. 90 minutos infernales. Cero cero. Primera parte de la prórroga. Cero a cero infernal. Final de la prórroga. Mierda, los penaltis...






n a c o





fotos: I. Valle de Tena (Huesca)
II. Francia, frontera del Portalet

III. chaval de Brick Lane (Londres)







10 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Me he agotado tanto subir y bajar. Aún queda caspa, en las cumbres, digo.

maria* dijo...

¡¡¡Qué bonitas las fotos!!! Me han encantado. Se te da bien esto...:)

¿Ese que salía en las fotos eres tú?

Qué finde más relajante :)

o s a k a dijo...

el de la foto es n a c o , uséase, yo mismo, a su servicio de usté. Qué bueno que te gusten las fotos... al principio dudaba si poner tantas, me daba miedo marearos jaja

pues sí, Don Luis, se hace un tanto extraño estar a 35 Cº y pisar nieve... lo más parecido es cuando se estropea el congelador y hay que tomarse todos los helados porque si no se estropean :P

n a c o
quégranexcusa

Anónimo dijo...

Aquí tenemos los 35 grados pero sin nieve ja, ja. Solo veo la nieve en mis escapadas navideñas a Madrid.

Las fotos son genials, has tenido que disfrutar un montón de este finde. Ánimo, que ya queda menos para el próximo :p

Un beso. Marian.

o s a k a dijo...

si te portas bien, pediré porque el 25 de diciembre amanezcáis con nieve en Andalucía
:)

n a c o
calorpsicológico

Anónimo dijo...

¡Nos volveríamos locos, imaginate!Tú si que sabes pedir deseos.

Gracias de parte de todos los que estamos privados de navidades nevadas.

Un beso. Marian.

Anónimo dijo...

: )

Raúl Muñoz dijo...

Extenso blog y buenas fotos de montaña, en especial me ha gustado la del agua con los juncos, bonito reflejo, salu2

Anónimo dijo...

No deja de ser una ironía cuasi kafkiana que los 35º a la sombra nos permitan disfrutar del lechoso manto de nieve en las cumbres.¿Delirio cósmico o atenazadora regresión a la más tierna infancia "heidiana" (¿Dónde está Pedro?)
Las fotos me han trasladado a aquellos parajes que anhelo en mis más profundos sueños.
Saludos desde el Parnaso.

o s a k a dijo...

muchas gracias raúl, la del agua tuvo su riesgo (no sé tu cámara, pero la mía tiene alergia al H2O jaja). Espero que sigamos en contacto

anónim@ escalador griego, dos puntos: te deseo una vida llena de paradojas electrizantes. Por cierto, ni rastro de Pedro en toda la excursión, ¿se lo habrá comido un oso?


¿y estará bien el oso?

n a c o
lo-lerei-lerei-lerei-hi-hu...

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser