ser es más que estar

12 mar. 2007

Querido amigo,

Nos conocemos de largo. Soy el que está a tu lado, cambia de cara en cada bar que visitas y habla y habla sin hacer nada. Tú el viejo borracho de siempre.



Hechas las presentaciones -acaso fueran necesarias- iré directo al grano: no lo hagas. Deja el vaso en la barra y márchate lejos, a diez millones de kilómetros de tu estado de embriaguez a ser posible.
A tu galaxia, de la que te creíste expulsado cuando los hechos te dijeron que los milagros no existen. ¡¡¡basta¡¡¡ Muérdete las uñas, ponte nervioso, altérate por algo joder, involúcrate, molesta, gruñe, ponte a lo que importa de una vez. No seas cobarde y vive, hostias!!

No me des tu versión del asunto. La de conclusión terrible: que somos esclavos de las circunstancias, escribas del tiránico genoma humano de los cojones. Que la libertad es para los guapos los ricos y los dioses. La gran simplificación.


UNAMIERDA ¿me oyes?



sálvate!!









PS.- No te lo dije. Me limité a unas fotos y a apuntarlo en una grasienta servilleta de bar de Fuencarral. Está claro quién fue más cobarde.

n a c o










9 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras, y con la esperanza de ver cada vez más gente así.

Nada está perdido.

Brid

Anónimo dijo...

(quería decir menos...Se me fue la pinza xD)

Brid

xDDD

Ignacio dijo...

No creo que sea cobardia, mas bien hastio, aburrimiento, ya da igual todo pero no se si es cobardía.

Ignacio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
o s a k a dijo...

es posible que tengas razón... en cualquier caso, su mirada vacía me desarma, como los argumentos de un depresivo. Tumbativos.

desde luego parece menos libre de lo que me esfuerzo en remarcar

gracias por pasaros

busquemos la victoria, Brid


n a c o

tron dijo...

los ostiazos de una realidad así, leída en esos ojos, joder..
Te quita el ánimo hasta de pensar qué triste historia estaría detrás de esos vasos, y como la evasión y la falta de fuerza impide que luches para salvarte, convirtiéndote en una triste sombra indiferente.. Debe ser muy jodido perder la ilusión de bar en bar, sin esperar encontrarla en el siguiente.
Y pienso que ese tío podría ser cobarde, pero a veces puede ser inevitable cuando no tienes fuerzas como podría no tener él, cuando se las comió todas su ánimo y no sabe cómo coño olvidarse que no es capaz de volver a creer.

Cagoen..

un saludo n a c o.

o s a k a dijo...

tienes mucha razón. Me he sentido mal al releerlo, porque alguien puede pensar que estoy generalizando... el tema del alcoholismo es brutalmente desolador


tan sólo pretendía ceñirme a lo que sentí al ser testigo -pasivo- el desmoronamiento a plazos -a tragos- de este hombre... la rabia estéril que me invadió en ese preciso momento

un abrazo

me alegro un montón de que vuelvas a la red..


n a c o

Ra dijo...

Qué buen texto. Aplicable no solo al alcohol si no a tanatas situaciones a las que nos doblegamos.
No hay que soltar el volante, leches!
(si fuese tan fácil hacerlo como decirlo...)

R d e R a

LUIS AMÉZAGA dijo...

Esos codos remoloneando, esa barra iinsinuándose, esa ebriedad de entre semana, tan profesional. Más imágenes de la rutina decadente necesitamos, y menos arte de marco. Es un decir ;)

a r c h i v o

_______________

(estamos) llamados a ser